Los Vaqueros de Dallas sacaron ventaja de un arranque demoledor para derrotar 19-3 a los Gigantes de Nueva York y empezar con el pie derecho la defensa de su título en la división Este de la NFC.

Con Ezekiel Elliott en el ‘backfield’, el conjunto de la “estrella solitaria” mantuvo el ritmo del 2016. Lucieron sólidos por tierra, eficaces por aire y poderosos a la defensiva. También se aprovecharon del pobre encuentro que hicieron los Gigantes, sobre todo Eli Manning. El dos veces campeón del Super Bowl estuvo lejos de su mejor versión, se fue sin pases de anotación y con una intercepción.

La primera mitad fue de total dominio local. Un 16-0 parcial dejó sobre la lona a la escuadra neoyorquina, que por más que su defensiva aguantaba, les fue imposible provocar una reacción de su ataque al registrar únicamente 49 yardas en los dos periodos iniciales.

Dan Bailey completó tres goles de campo y Jason Witten, en un día histórico en lo individual, anotó el único touchdown del cotejo. A la defensiva Anthony Brown destacó con la intercepción al menor de los Manning en plena reacción de los Gigantes durante el último cuarto.

0 comments:

Post a Comment

 
Top